Cuarto de la maestra, nuestro cuarto de la novia.

En el siglo XIX vivían en el lugar unas veinte familias, la finca mantenía una escuela rural donde estudiaban
los niños que vivían en la misma. La maestra tenía su casita dentro de la finca que la hemos reconvertido en un bonito
cuarto para que la novia se vista, se maquille. En ella se respira la paz y armonía de este lugar.