4 espacios perfectos para 4 bodas diferentes

Una de las cosas más importantes durante la organización de una boda es la elección del lugar para celebrarla. En el Palacio del Negralejo podréis elegir desde un espacio más entrañable a la sombra de Castaños de Indias centenarios, hasta un cóctel en unos jardines que han vivido las historias más románticas desde hace siglos.

Patio de boxes

Lo que fueron las caballerizas del antiguo Palacio, se han convertido en un precioso lugar acogedor y delicado para bodas íntimas. Una bonita decoración y un cuidado montaje crearan un maravilloso ambiente para acoger el cóctel o la ceremonia, mientras que en su interior encontrarás un cómodo espacio para el resto de la celebración, incluido el baile.

Mirador

Aunque las bodas de mañana son mágicas en el Mirador, si lo que buscas es una boda para ver el atardecer, sin duda, este es vuestro sitio. Veréis ponerse el sol mientras disfrutáis de una cena con nuestra gastronomía rodeados de vuestros seres queridos. Las cortinas de luces que decoran el Mirador son el toque perfecto para una velada que recordaréis toda la vida. ¡Te costará creer que es real!

Rosaleda

Para una boda con mucha luminosidad. Rosaleda es el lugar indicado. Su cúpula con posibilidad de abrirse para disfrutar del buen tiempo o de una noche estrellada, te enamorará nada más verla. Podréis comenzar con un cóctel en su jardín amenizado por un grupo musical que dará un toque más personal a vuestra celebración. Sus cristaleras con vistas al jardín son otro punto fuerte de este espacio.

Bosque

Sí, has leído bien, en el Palacio del Negralejo también tenemos un Bosque. Un jardín para celebrar la ceremonia o el cóctel rodeado de una gran arboleda. Lo mejor es la intimidad y la tranquilidad que genera cuando estás dentro y no se escucha nada a vuestro alrededor. Es ideal para una boda llena de pequeños detalles que lo harán mucho más vuestro. Una vez más, se os pondrán los pelos de punta.